CONCILIACIÓN, UNA CUESTIÓN DE ESTADO

Conciliación

CONCILIACIÓN, UNA CUESTIÓN DE ESTADO

“Conciliar”…ese anhelo universal por el que suspiramos todos y curiosamente uno de los aspectos que más problemas ocasionan en las relaciones profesionales y personales de los trabajadores. Básicamente todos estamos de acuerdo en que hay que conciliar, pero…¿qué es conciliar?, ¿de verdad sabemos qué es la conciliación?.

A lo largo de muchas consultorías me he encontrado con que CONCILIAR para muchas personas es solo “para los que tienen hijos”, o simplemente “con salir un poco antes del trabajo me conformo”. Mientras, para los poderes políticos, “conciliar” está de moda y todos están de acuerdo en que algo hay que cambiar.  Sin embargo, la realidad es que lo que tenemos de sustento legal en conciliación es casi un concepto jurídico indeterminado… porque no encontramos algo con verdadera fuerza que defina lo que es.

¿PERO NO HAY UNA LEY SOBRE CONCILIACIÓN?

Existe una especie de aproximación sería por parte del legislador al tema en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Lo primero que vemos es que esta ley es del año 2007. Casi 10 años tiene esta ley…y anda que no ha cambiado la sociedad y las relaciones profesionales durante ese tiempo.

¿Y QUE SE DICE EN ESA LEY?

Esa ley fue muy importante en su época y todavía lo es en muchos aspectos, pues sólo el carácter de Ley Orgánica sirve para invocar muchos derechos. Sin embargo, si vemos la propia exposición de motivos se dice: “La medida más innovadora para favorecer la conciliación de la vida personal, familiar y laboral es el permiso de paternidad de trece días de duración”. Solo esta frase ya denota que algo tiene que cambiar.

¿ Y ENTONCES DÓNDE SE DEFINE LA CONCILIACIÓN?

Si la ley no dice nada…nos vamos al diccionario!. y allí conciliar es: “Conformar, hacer concordes o compatibles dos o más elementos que son o parecen contrarios”. Y digo yo, ¿suena bien esta definición?, es decir, ¿conciliar es hacer compatibles dos elementos contrarios como son la vida personal y el trabajo?

CONCILIAR, LA LLAVE DEL TODO

Si ni la ley, ni el diccionario nos convencen, entonces podemos ya acudir incluso a la metafísica…o mejor aún: podemos entre todos crear y definir lo que es la conciliación…curiosamente, algo parecido a otro término que también se busca con anhelo: la Felicidad. ¿De verdad son elementos contrarios la vida personal y el trabajo?, ¿y si te dijera que realmente la vida personal y el trabajo son lo mismo?. Pues sí, de alguna forma, la conciliación no consigue hacer compatibles esos dos elementos. Lo que consigue es que ambos sean lo mismo…y a su vez, nos acercan a la felicidad.

ESTOOO, CREÍA QUE ERAS UN TÍO CABAL Y NO UN CHAMAN.

Pues sí, la CONCILIACIÓN hace que las personas sean más felices y lo mejor aún, las empresas también . Aquellas entidades que interiorizan las políticas de conciliación consiguen aumentar la productividad de sus trabajadores y consiguen por ende, mejores resultados en sus cuentas(Pincha Aquí  si quieres datos). En un entorno cada vez más competitivo en donde el talento se convierte en algo diferenciador, las políticas de conciliación logran atraer y retener ese talento que buscan muchas de las empresas que quieren sobrevivir o crecer en ese ambiente cada vez más “hostil”.

Para el trabajador, conciliar significa vivir mejor, compaginar la pasión por el trabajo con la pasión por el tiempo libre. Para la empresa, conciliar es mejorar la productividad y atraer y retener talento.

DECÍAS QUE CONCILIAR NO SÓLO ES PODER IR A BUSCAR A LOS HIJOS AL COLEGIO, ¿QUÉ MÁS COSAS HAY?

Dentro de esa filosofía, podemos encontrarnos con algunas medidas de conciliación más típicas como: que la empresa abone un seguro médico, que abone tickets restaurante o tickets guardería,  que proporcione un local social o que facilite el teletrabajo. Pero también hay muchas otras medidas que mejoran el sentimiento de pertenencia del trabajador a la empresa como puede ser que la mayoría de los trabajadores tengan contrato fijo, que tu empresa tenga campañas de voluntariado o acción social,  que seas reconocido por tus superiores(monetariamente o no) por tu trabajo o que se promuevan campañas para hacer deporte y mejorar la salud de los trabajadores.

También hay medidas más “innovadoras”, como semanas laborales de 4 días, que tu cumpleaños sea fiesta! o simplemente tener una reunión caminando por el parque…es decir, hay muchas más cosas que “tener hijos”. De hecho, hay una realidad imperante: existen tickets guarderías, pero igual sería bueno pensar en tickets para mayores dependientes(con las mismas exenciones fiscales!) en una población cada vez más envejecida(ahí lo dejo).

YO SOY AUTÓNOMO, SOLO CONCILIO CUANDO DUERMO

El título del post: “CONCILIACIÓN, UNA CUESTIÓN DE ESTADO”, no es algo elegido al azar :). Cuestión de Estado es porque el Estado ha de apostar definitivamente por legislar realmente políticas que hagan favorable la conciliación(y no sólo si debemos o no adelantar y retrasar la hora). Cuestión de Estado es porque también, es un estado vital.  Los autónomos pueden conciliar…y sí, algunas medidas se pueden implementar para emprendedores y trabajadores por cuenta propia(es cuestión de interiorizarlo).

¿Sabias que hay una bonificación a la cuota de autónomos por conciliación? Tanto si lo sabías como si no,  este es el ejemplo demoledor de que El Estado ha de apostar por mejorar.

¿CÓMO PUEDO SUBIR AL CARRO DE LA CONCILIACIÓN Y HACER MI EMPRESA MÁS PRODUCTIVA Y MIS TRABAJADORES MÁS FELICES?

Apostando por CONCILIAR. En esto, tengo el placer de haber fundado junto con un equipazo una Startup llamada Concilia App”, una herramienta que evalúa el sentimiento de conciliación de las personas dentro de una organización. Son los propios trabajadores o las personas quienes ponen nota a su estado de conciliación. Las empresas pueden evaluar transparentemente el resultado dentro de sus políticas de RSC e incluso obtener un sello que les reconozca el estado de calidad de sus políticas!!.  Un proyecto muy ilusionante que estamos desarrollado mezclando una pizca de emprendimiento tecnológico y otra pizca de emprendimiento social.  Os iré contando más cosillas sobre el nuevo proyecto, pero mientras tanto…”be concilia my friend”.