Prórroga de ERTES y Cese de Actividad

ertes prórrogas

Prórroga de ERTES y Cese de Actividad

Las consecuencias económicas y sociales del Covid-19 no dan tregua y casi como si fuera ya parte de la nueva normalidad, tenemos un nuevo Real Decreto Ley, el 24/2020, que recoge el acuerdo entre patronal, sindicatos y Gobierno de cara a los ERTES, el cese de actividad de las personas dadas de alta en autónomos o la protección por desempleo de las personas trabajadoras.

Son 16 ya los Reales Decretos Leyes publicados desde la pandemia y como no, voy a analizarlo, ¡allá vamos!

SOBRE LOS ERTES DE FUERZA MAYOR VIGENTES

El nuevo RDL aclara que ya sólo considera fuerza mayor a los ERTES que hubieran sido solicitados antes del 27 de junio de 2020(salvo que hubiera un rebrote como luego  explicaré) y extiende su medida hasta el 30 de septiembre de 2020. Es decir, los ERTES por fuerza mayor, si continúan las causas motivadoras por las que se solicitaron,  se prorrogan hasta el 30 de septiembre(vencían el 30 de junio).

Es importante precisar que no es un prórroga que opera automáticamente, si no que se ha de continuar con las causas motivadoras del ERTE y que impiden la reincorporación de las personas trabajadoras en su totalidad…la empresa de alguna forma tendrá que demostrar que continua con los problemas para reiniciar la actividad para evitar lo que se conoce como la “excesiva onerosidad” (que es básicamente que obtengas un enriquecimiento injusto aprovechando de “estirar” el ERTE)

Igualmente, el RDL continua la senda del RDL anterior que regulaba los ERTES de fuerza mayor parcial, imponiendo la obligación de reincorporar a las personas afectadas en la medida necesaria para el desarrollo de la actividad y primando que la gente se reincorpore en términos de reducción de jornada.

Se precisa que las empresas afectadas por los ERTES no pueden realizar horas extraordinarias, ni realizar nuevas contrataciones ni tampoco externalizar la actividad, salvo que objetivamente se justifique la necesidad de llevarlas a cabo(aunque la norma no aclara cómo) y se podrán considerar como infracciones por parte de la Inspección de Trabajo.

YO CREO QUE NO ESTOY AFECTADO YA POR LA FUERZA MAYOR PERO NO ME HE RECUPERADO, ¿QUÉ HAGO?

Si nuestra causa que pusimos en la memoria y solicitud del ERTE por fuerza mayor ha dejado de tener consistencia es importante no continuar “estirando” la misma para evitar problemas con las exoneraciones que nos hayamos ido aplicando en los seguros sociales.

Para eso la ley prevé una especie de “transición” de tal manera que podremos acudir a un ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y productivas de los que la ley llama del Art. 23 del Real Decreto-ley 8/2020,.

Estos ERTES tienen un procedimiento específico diferente a la fuerza mayor(este necesita la constatación de que existe la fuerza mayor por parte de la Autoridad Laboral) que pasa por iniciar un procedimiento negociador con la representación de las personas trabajadoras(que pueden ser los sindicatos mayoritarios o un máximo de 3 personas de la plantilla elegidas democráticamente) y que se podrán acordar hasta el 30 de septiembre de 2020.

La gran novedad es que estos ERTES que no son de fuerza mayor(que se llaman CETOP) tendrán también exoneraciones en la Seguridad Social pero estarán sujetos al compromiso de mantener el empleo durante 6 meses y tampoco se podrán realizar horas extraordinarias,, ni externalizar la actividad, ni tampoco realizar nuevas contrataciones mientras dure el ERTE.

SOBRE LAS EXONERACIONES DE SEGURIDAD SOCIAL 

El nuevo RDLey continúa estableciendo ayudas para las empresas que se encuentran de ERTES por fuerza mayor parcial a partir del 01 de julio de 2020, de tal manera que los porcentajes de exoneración dependerán del número de plantilla que se tuviera a fecha 29 de febrero de 2020 y de si las personas se han incorporado o no a la actividad.

De esta manera, se prima a que las empresas reincorporen a la gente al trabajo con mayores exoneraciones y en ese caso:

-Si tenías menos de 50 personas la exención será del 60% de la aportación empresarial en las cuotas de julio, agosto y septiembre

-Si tenías más de 50 personas dadas de alta en esa fecha la exención será del 40%

En el caso de que las personas continúen con su contrato suspendido en el ERTE la empresa podrá exonerar la cotización de la aportación empresarial en un 35% en esos meses de julio a septiembre y en el caso de tener a esa fecha que comentábamos menos de 50 personas. Si se tenían más de 50 personas en plantilla entonces la exoneración será de un 25%.

PERO DECÍAS QUE LOS ERTES CETOP TAMBIÉN TENÍAN AHORA EXONERACIONES NO?

Exacto, para las empresas que negocien un ERTE CETOP podrán beneficiarse de las mismas exoneraciones anteriores y que irán desde el 60%(40% en el caso de más de 50 personas) durante los meses de julio a septiembre si en ese ERTE se presta actividad o será del 40%(35% en el caso de más de 50 personas) en el caso de que los contratos estén suspendidos y no sean en términos de reducción de jornada.

SOBRE EL FIN DEL ERTE FUERZA MAYOR

Una de las cosas que por fin ha aclarado el RDley es que si el ERTE llega a su fin, hay que comunicarlo en el plazo de 15 días a la Autoridad Laboral y a partir de esa fecha dejarán de aplicarse las exoneraciones de las cuotas de seguridad social.  Hay que tener especial cuidado en valorar si el ERTE ha llegado a su fin, hemos reincorporado a nuestra plantilla y no hemos vuelto a suspender el contrato de nuevo de ninguna persona….en eso caso es mejor renunciar al ERTE y a las exoneraciones y en todo caso si se producen de nuevo nuevas causas negociar un ERTE CETOP.

Igualmente, el RDLey refuerza que las variaciones que se vayan produciendo en los ERTES en relación con la plantilla se tengan que comunicar con antelación a los Servicios Públicos del Empleo(el famoso Sepe) y que las exoneraciones se aplicarán siempre que la empresa así lo comunique con una declaración responsable a través del Sistema Red(por aquello de que “lo que digas será lo que utilizaré para ver si es cierto”)

¿Y SI HAY UN REBROTE?

En este caso el RDLey prevé que excepcionalmente si tenemos que cerrar el centro de trabajo por un rebrote de la pandemia, podemos solicitar de nuevo un ERTE de fuerza mayor que tendrá que ser autorizado por la autoridad laboral y que tendrá exoneraciones de la seguridad social específicas:

  • Un 80% para los trabajadores con contratos suspendidos en empresas de menos de 50 personas, siendo de un  60% para los trabajadores activos
  • Un  60% para las personas con los contratos suspendidos en el ERTE y del 40% para los activos para las empresas de más de 50 personas

MANTENIMIENTO DEL EMPLEO PARA LOS ERTES CETOP

El RDLey vuelve a ser un garante de la salvaguarda del empleo, de tal manera que aquellas empresas que inicien un ERTE de los llamados CETOP y se apliquen las exoneraciones de las cuotas de seguridad social, tendrán que mantener el empleo durante 6 meses. Si se incumple, se tendrá que devolver dichas exoneraciones con recargos e intereses.

Igualmente, si tenemos un ERTE CETOP en vigor también podemos aplicar las exoneraciones y en este caso el mantenimiento del empleo de los 6 meses empezará a contar desde el 27 de junio de 2020(hasta el día de los santos inocentes si).

Pero sí, si alguien se lo pregunta…si no quiero aplicarme las exoneraciones basta con no comunicar la declaración responsable y por tanto no sería de aplicación las exoneraciones ni parece que se desplegarían los efectos del mantenimiento del empleo de los 6 meses. Parece por tanto que la posibilidad de obtener los beneficios es voluntaria y la obligación de salvaguarda solo se activa por tanto con las exoneraciones.

Hay que recordar que la salvaguarda del empleo no se considera incumplida cuando el contrato se extinga por despido disciplinario declarado como procedente, dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de la persona trabajadora, ni por el fin del llamamiento de las personas con contrato fijo-discontinuo, cuando el contrato temporal se extinga por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación(cuidado con los contratos temporales en fraude de ley). Igualmente, cuando la empresa esté en riesgo de concurso de acreedores(conforme a unos criterios) no será de aplicación el compromiso.

PROHIBICIÓN DE DESPEDIR O EXTINGUIR EL CONTRATO POR CAUSAS RELACIONAS CON EL COVID

Con el nuevo RDLey queda claro que el Gobierno y agentes sociales buscan el mantenimiento del empleo por encima de cualquier otra medida más drástica. De esta forma, se amplia hasta el 30 de septiembre de 2020 el hecho de no poder extinguir un contrato por causas económicas, organizativas, técnicas o productivas o de fuerza mayor que guarden relación directa con el Covid 19. Es decir, no se puede despedir por causas relacionadas con el coranoravirus….es una “imposibilidad” parcial pues significa que si se extingue el contrato por esas causas habrá que asumir la indemnización más alta por ser improcedente.

PRÓRROGA AUTOMÁTICA LOS CONTRATOS TEMPORALES QUE ESTÉN DE ERTE

Otra medida que también se prorroga hasta el 30 de septiembre, es que si un contrato temporal queda incluido en el ERTE se interrumpe la duración de los mismos así como los periodos de referencia(lo típico de ha de durar como máximo 6 meses en un periodo de 12 o los 24 meses en un periodo de 30 para adquirir la condición de fijo). Esto quiere decir en definitiva que el periodo de ERTE es un paréntesis para estas personas y salvo que el contrato temporal luego sea de imposible cumplimiento por haber llegado a término y no se le puede dar ocupación efectiva.

PROTECCIÓN PARA LAS PERSONAS QUE SEAN BENEFICIARIAS DEL DESEMPLEO

Otra medida importante que extiende su vigencia es la protección de las personas beneficiarias de la protección por desempleo, de tal manera que hasta el 30 de septiembre por ejemplo podrán cobrar el desempleo las personas que estén incluidas en un ERTE y que no tengan el periodo mínimo cotizado, o aquellas personas que cobren la prestación no se les tendrá como consumido el periodo de desempleo cobrado en el seno del ERTE hasta esa fecha límite del 30 del mes de septiembre.

Igualmente, también se extienden las particularidades para los trabajadores fijos discontinuos y por aquellos que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en fechas ciertas, así como las personas que sean socias de cooperativas o sociedades laborales.

PERSONAS INCLUIDAS EN ERTES PERO SIN DERECHO A COBRAR EL DESEMPLEO

Otra de las cuestiones que quedan despejadas es qué sucede con aquellas personas que se incluyen en un ERTE pero no tienen derecho a cobrar el desempleo(porque por ejemplo estén de pluriactividad en el RETA).

En este caso, se aclara que la empresa no está obligada al ingreso de la aportación empresarial y de cara a la persona trabajadora ese periodo se considerará como asimilada al alta para considerar esos días como cotizados.

EXONERACIONES PARA LAS CUOTAS DE AUTÓNOMOS DE LAS PERSONAS BENEFICIARIAS DEL CATA

Buena noticia para las personas dadas de alta en autónomos y que se hayan beneficiado del cese de actividad extraordinario, ya que a partir del 01 de julio de 2020 quienes estén dados de alta y percibiendo a fecha 30 de junio el famoso CATA tendrán un respiro en las cuotas de autónomos de tal manera que se podrán beneficiar de una exención:

-Del 100% de las cotizaciones correspondientes al mes de julio.

-Del 50% de las cotizaciones correspondientes al mes de agosto.

-Del 25% de las cotizaciones correspondientes al mes de septiembre.

Si en esos meses por ejemplo tenemos una IT la exención se mantendrá aunque eso sí, este beneficio es incompatible con el cobro de la  prestación por cese de actividad a partir del 01 de julio.

NUEVA PRESTACIÓN DEL CESE DE ACTIVIDAD QUE SUSTITUYE AL CATA EXTRAORDINARIO

Aquellas personas que estuvieran recibiendo la prestación por cese de actividad extraordinaria  hasta el 30 de junio podrán solicitar una nueva siempre que se cumplan una serie de requisitos:

Afiliados y en alta en el RETA

-Tener cotizado el periodo mínimo de 12 meses en los 48 meses anteriores y al menos 12 meses ininterrumpidos

No haber cumplido la edad ordinaria de jubilación(salvo que no podamos jubilarnos)

Hallarse al corriente de las cuotas de la Seguridad Social(si no es así, nos invitaran al pago para poder cobrarlo).

-Haber reducido la facturación durante el tercer trimestre del año 2020 de al menos el 75% en relación con el mismo periodo del año 2019, así como no haber obtenido durante el tercer trimestre de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818,75 euros pero eso sí, no podrán superar cada mes del trimestre la cantidad de 1.939,58 euros mensuales(para evitar la concentración de facturas en un mes).

Si tenemos personas trabajadoras tendremos que cumplir con todas las obligaciones laborales y de Seguridad Social que tengan asumidas(le ley no precisa qué significa exactamente esto…¿se refiere a las cuotas de seguridad social?, ¿contar con servicio de prevención?, ¿cumplir con todo escrupulosamente?)

Esta nueva prestación podrá percibirse como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020, y a partir de esa fecha se exigirá el cese temporal o definitivo de la actividad en lo que se conoce como situación legal de cese de actividad(por causas económicas, pérdida de licencia administrativa, separación en autónomos colaboradores, etc) para poder seguir cobrándola…es decir: básicamente darte de baja en tu negocio.

Esta nueva prestación también se solicita en la Mutua que tengas y tiene efectos desde el 01 de julio si la solicitas antes del 15 de julio de este año. Si la pides después, tendrá efectos desde la fecha de la solicitud.

Las mutuas recabarán por otra parte los datos tributarios de los ejercicios 2019 y 2020 necesarios para el seguimiento y control de las prestaciones reconocidas y si no pudieran obtener esos datos, nos lo requerirán para aportarlo en 10 días(copia del modelo 303 de autoliquidación del IVA correspondiente a las declaraciones del segundo y tercer trimestres de los años 2019 y 2020 y copia del 130 del IRPF de esos mismos trimestres). Para las personas que tributen en módulos deberán aportar la documentación necesaria o cualquier otro medio de prueba que sirva para acreditar los ingresos exigidos en este precepto.

Si se superaran los ingresos del 75% en el tercer trimestre  respecto al 2019 entonces se reclamará la devolución del importe y como es una estimación ” a futuro” entonces se requerirá la devolución sin intereses o recargo.

Durante este tiempo, se deberá seguir ingresando las cotizaciones y la mutua abonará luego junto con la prestación esos importes .

PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA PARA TRABAJADORES AUTÓNOMOS DE TEMPORADA

Se crea una nueva prestación para aquellas personas cuyo único trabajo a lo largo de los últimos dos años se hubiera desarrollado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar durante los meses de marzo a octubre y hayan permanecido en alta en los citados regímenes como trabajadores autónomos durante al menos cinco meses al año durante ese periodo.

Entre los requisitos para poder cobrar esta nueva prestación es haber estado en alta en el RETA durante al menos 5 meses en el periodo comprendido entre marzo y octubre, de cada uno de los años 2018 y 2019 y no haber estado dado de alta entre el 1 de marzo de 2018 y el 1 marzo de 2020 como trabajador por cuenta ajena más de 120 días.

Igualmente, no se tendrá que haber desarrollado actividad ni haber estado dado de alta o asimilado al alta durante los meses de marzo a junio de 2020 ni percibido prestación alguna del sistema de Seguridad Social durante los meses de enero a junio de 2020, salvo que la misma fuera compatible con el ejercicio de una actividad como trabajador autónomo.

Y existen también una serie de requisitos relacionados con los ingresos de tal manera que no se ha tenido que obtener unos ingresos bruto que superen los 23.275 euros(amén de encontrarse al corriente por supuesto).

En esta prestación se cobra el 70% de la base mínima y tiene una duración máxima de 4 meses. Se puede empezar a cobrar desde el 01 de junio siempre que se solicite dentro de los 15 primeros días del mes de julio.

Eso sí, durante la percepción de esta prestación no existe la obligación de cotizar(pagar nuestra cuota de autónomos) pero sin embargo se considerará situación asimilada al alta.

Esto es a groso modo el resumen de las nuevas medidas….¡hasta las siguientes! y que espero volver a contártelas.

Si tienes una empresa y crees que puedo ayudarte o eres una entidad que quiere impartir un curso de formación sobre estos temas, puedes contactar conmigo y hablamos.